lunes, 31 de julio de 2017

Las Iglesias de extramuros de Ávila románicas - II PARTE



La Basílica de los Santos Hermanos Mártires, Vicente, Sabina y Cristeta

Más conocida como Basílica de San Vicente. Su construcción se inició en el siglo XII y finalizó en el siglo XIV. Este templo románico abulense es el de mayor tamaño e importancia de la ciudad después de la Catedral y una de las obras más destacadas de este estilo arquitectónico de toda España. Desde 1882, es Monumento Nacional.

Fachada de la basílica de San Vicente de Ávila – Destino Castilla y León

La fase final de esta construcción está atribuida al maestro francés Giral Fruchel, introductor del gótico en España y que participó también en la construcción de la catedral y en la Iglesia de la Magdalena de Zamora. Estructuralmente, es similar a las basílicas latinas, con una planta de cruz latina, tres naves de seis tramos, cimborrio, tribunas, tres ábsides, atrio, dos torres y una cripta.

El material utilizado para la construcción fue la piedra caleña, una arenisca de tonos amarillentos y anaranjados, proveniente de las canteras del cercano pueblo de La Colilla (Ávila).


Historia de estos santos

Está dedicada a los Santos hermanos mártires Vicente, Sabina y Cristeta, que en el año 306, durante la persecución de Diocleciano, la última y quizá más sangrienta persecución a los cristianos en el Imperio romano sufrieron martirio por negarse a firmar un documento en el que debían reconocer haber ofrecido sacrificios a los dioses romanos. Sus cuerpos fueron depositados en una cavidad de una roca, sobre la que se edificó posteriormente la actual basílica. Esta supuesta roca puede contemplarse en la capilla derecha de la cripta.


Santos hermanos mártires Vicente, Sabina y Cristeta

En 1062, el rey Fernando I de León y Castilla ordenó que los restos fueran trasladados al monasterio de San Pedro de Arlanza (Burgos) , aunque en 1175, los cuerpos regresaron a su lugar de enterramiento original, que para aquel momento ya se había iniciado la construcción del actual templo, que fue entorno al año 1130.

Posteriormente se efectuó un nuevo traslado en el año 1835 a la Colegiata de San Cosme y San Damián de Covarrubias (Burgos) de donde pasaron a la capilla de las Reliquias de la catedral de Burgos hasta que volvieron definitivamente a San Vicente, donde quedaron depositadas dentro de unas urnas colocadas en el altar mayor.


Interior de San Vicente

El cenotafio de los santos Vicente, Sabina y Cristeta, es un gran monumento funerario con estructura arquitectónica y escultórica, de la segunda mitad del siglo XII y con un baldaquino añadido durante el siglo XV. Es uno de los cenotafios románicos mejor conservados se encuentra situado en el crucero, bajo el arco toral del lado de la Epístola.


Cenotafio de los santos Vicente, Sabina y Cristeta - Destino Castilla y León

Se cuenta que San Pedro del Barco, un santo muy honrado en su localidad natal, erigieron una ermita donde se ubicaba la casa donde nació. En la Basílica de San Vicente se conserva la huella de una herradura de su caballo en las inmediaciones del altar.



Otra curiosidad es que el cubo de la muralla que forma el vértice dirigido hacia esta iglesia, recibe el nombre de Cubo de la Mula, debido a que allí se localiza un verraco celtibérico que dirige su cara, hacia el templo.


Iglesia de San Pedro

Esta otra iglesia románica situada fuera del recinto amurallado es una de las más emblemáticas de Ávila, al localizarse cerrando plaza del Mercado Grande, frente a la puerta del Alcázar. El inicio de su construcción está fechado hacia el 1100, dándose por terminada hacia el año 1130. No obstante, sufriría diversas reformas a lo largo de los siglos XIII y XIV.


Plaza del Mercado Grande de Ávila 

Presenta planta longitudinal de 3 naves y 3 ábsides, en un solo edificio. Las tres puertas de entrada son románicas junto a los ábsides, la nave central es de la transición al gótico. En el lado occidental o de los pies destaca un gran rosetón sobre la fachada que nos habla de las actuaciones góticas del siglo XIII y XIV.

El conjunto está rodeado de un espacio ajardinado y enlosado. Presenta analogías con la de Basílica de San Vicente, construida por las mismas fechas. El templo fue poblándose de manifestaciones artísticas destacadas, dejando claro que durante más de 900 años este lugar ha sido un centro de culto cristiano de manera ininterrumpida.



Las obras pictóricas más estimables son ocho sargas: María en la Anunciación, el arcángel Gabriel, San Pedro, San Pablo, los Santos Juanes (Bautista y Evangelista) y dos ángeles músicos. Las Sargas son telas pintadas al temple, suelen ser muestras previas a la realización del óleo cuyo destino podría ser el cierre de un retablo. El autor de estas obras es el artista Pedro Berruguete, pintor palentino de la segunda mitad del XV.

Algunos tratadistas mantienen que San Pedro es la más antigua parroquia de Ávila; siempre rivalizó con la de San Vicente por la preeminencia en los actos procesionales. La disputa fue zanjada en el siglo XVII, la cruz de San Pedro presidía media procesión, desde la salida, y la cruz de San Vicente la otra media.


Detalles interiores de la Iglesia de San Pedro - Imagen de BlancaTeGuíaenÁvila

Ermita de San Segundo

Esta ermita está al oeste de la ciudad de Ávila, fuera del recinto amurallado y en la margen derecha del río Adaja. Posee una planta con tres naves y cabecera tripartita desviada. Conserva vestigios románicos, aunque fue ampliamente reformada durante el siglo XVI. En su interior se guarda una escultura de alabastro elaborada por el artista Juan de Juni. (1506-1577) formado en Francia y en Italia, y miembro de la escuela de la escultura castellana.

Ermita de San Segundo de Ávila - Image de JCyL

Durante las reformas efectuadas en 1521, en uno de sus muros se encontró un sepulcro con una caja que contenía huesos de un cuerpo humano. Sobre la tapa se leía la inscripción Santus Secundus, que dio lugar a que durante mucho tiempo se creyera que Ávila había sido fundada por este santo; uno de los siete varones apostólicos enviados por San Pedro a evangelizar la península Ibérica. Este suceso fue la causa del cambio de nombre de la iglesia que pasó a llamarse Ermita de San Segundo.

Cuenta la creencia popular que introduciendo un pañuelo en el sepulcro y pidiendo tres deseos, el santo concede uno de ellos.

Interior de la Ermita de San Segundo de Ávila - Image de JCyL

San Segundo es el patrón de Ávila y su romería se celebra el 2 de mayo. Esta sencilla y humilde ermita fue declarada Monumento arquitectónico-artístico por Real Orden en 1923.


Real Monasterio de Santo Tomás

Este monasterio fue construido a finales del siglo XV en estilo gótico. Su fundación se debe al tesorero de los Reyes Católicos, Hernán Núñez de Arnalte, quien otorgó poder a favor de su esposa, María Dávila, y a que fray Tomás de Torquemada, actuasen en su nombre para la fundación de un convento de dominicos en Ávila en honor de Santo Tomás de Aquino.


Monasterio de Santo Tomás de Ávila - Imagen de Viajes y Rutas

Esta Iglesia se integra dentro de un Monasterio, que a su vez fue Palacio Real para los Reyes Católicos. La iglesia presenta una planta de cruz latina con cinco tramos coronada por una bóveda estrellada. A mitad de la fachada se sitúa un gran rosetón que da luz al coro y la iglesia. Un poco más arriba, preside el escudo de los Reyes Católicos sostenido por un águila, que representa San Juan Evangelista. La nave principal tiene unas medidas de 53 metros de largo por 10,50 de ancho y el crucero mide 28,80 metros de largo por 10,30 de ancho.

Interior de la Iglesia del Real Monasterio de Santo Tomás – Imagen de Wikipedia

El complejo monástico presenta tres patios; el claustro asociado a la Iglesia tiene unas medidas de 19,40 por 20,90 metros con dos plantas. Consta de 18 arcos, con dos puertas de acceso en su parte interior, y de 38 arcos polilobulados en su parte superior.

El retablo mayor contiene pinturas de Pedro Berruguete, (1450-1503) que ilustra 19 pinturas colocadas en esta magnífica obra de estilo gótico de 21 metros de alto. El retablo está estructurado en tres partes, que contienen cinco grandes tablas relativas a diversos episodios de la vida de Santo Tomás de Aquino. Fue residencia de verano de los Reyes Católicos.

En lugar preferente junto al altar mayor, se halla el sepulcro o sarcófago del príncipe Juan, el único hijo varón de los Reyes Católicos, que murió prematuramente antes de llegar al trono. La obra escultórica renacentista, en mármol de Carrara, es del autor italiano Domenico Fancelli. (1469-1519).


Tumba del Principe Juan, hijo de los Reyes Católicos en el Monasterio de Santo Tomás

Convento de San José

Primera fundación llevada a cabo por Santa Teresa de Jesús, gracias al apoyo del obispo Álvaro de Mendoza. Fue edificado en 1562, aunque su iglesia, el elemento arquitectónico de mayor interés, comenzó a construirse en 1607 con el diseño del arquitecto renacentista Francisco de Mora, compañero de Juan de Herrera en otras construcciones monumentales, como El Escorial, o la reconstrucción del Alcázar de Segovia; fue el autor del complejo palaciego de Lerma. Este templo fue concebido con una única nave, con cubierta de bóveda vaída y cúpula en el crucero.


Convento de San José de Ávila 

Junto con el convento de monjas carmelitas descalzas, es Monumento Nacional desde 1968. Actualmente el edificio sirve de sede al Museo Teresiano de las Carmelitas Descalzas.


Iglesia de San Andrés

Esta Iglesia románica del siglo XII se sitúa al noreste de la ciudad, a extramuros y en el barrio conocido como “el de los canteros”, porque allí residían los maestros de obras y canteros que trabajaron en la fortificación de Ávila. Para llegar hasta ella, hay que cruzar la carretera que circunvala la muralla de Ávila a la altura del muro norte de la basílica de San Vicente, para luego entrar o por la calle Parrilla o la calle Valseca, ya que ambas desembocan en la Plaza de San Andrés, donde se ubica el templo.


Iglesia de San Andrés de Ávila - Imagen de BlancaTeGuíaenÁvila

Se trata de uno de los templos más antiguos de la ciudad, construido con piedra arenisca. Durante el siglo XX sufrió ciertas restauraciones. Cuenta con una planta basilical de tres naves, con sus correspondientes ábsides, siendo mayor el central. Fue declarada Monumento Nacional el 23 de junio de 1923 y en 1985 pasaría a tener automáticamente la categoría de Bien de Interés Cultural además de junto con el casco antiguo de Ávila y otras iglesias extramuros el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad por parte de la Unesco.

Interior de la Iglesia de San Andrés de Ávila – Imagen de BlancaTeGuíaenÁvila

Iglesia de San Nicolás

Esta otra iglesia románica data del siglo XII, se sitúa al sur de la ciudad. Esta iglesia estaba consagrada a San Nicolás por el obispo Jacobo de Ávila en 1198. Al levantarse esta iglesia, empezaron la construcción por la cabecera, mientras que la fachada occidental sería ya finalizada a comienzos del siglo XIII.

Presenta tres naves, con tres puertas de acceso, y un ábside semicircular. Cuenta además con una torre de planta cuadrangular. El material empleado en su construcción, es el ya tradicional en las otras iglesias románicas de Ávila, piedra de sillería lisa arenisca, sobre zócalo de granito. Fue reformada en el siglo XVII.


glesia de San Nicolás de Ávila 


Hacia el 1303 el barrio creció y se hizo bastante popular, concentrándose en él parte de los inmuebles arrendados del cabildo. A inicios del siglo XX este templo fue parcialmente restaurado. Fue declarada Monumento Nacional el 22 de febrero de 1980.

Ermita de San Martín

Esta ermita románica situada en la zona norte de la ciudad, a las afueras del casco histórico y de las murallas está próxima a la Iglesia de Santa María de la Cabeza de Ávila, a medio camino entre la muralla y el Convento de la Encarnación. Fue reconstruida en el año 1705. Su estilo arquitectónico es románico, aunque su torre se construyó más tarde y se aprecia un incipiente estilo mudéjar. Es una pena que esta ermita no es visitable, así que tan sólo se puede disfrutar desde el exterior.

Ermita de San Martín – Imagen de Asturnatura

Su importancia es que fue declarada Monumento Histórico Artístico en junio de 1983 por el Real Decreto. Lo que llama más la atención es su torre, que es una de las más originales que pude ver en la ciudad de Ávila.


Iglesia de Santiago

La iglesia de Santiago se sitúa al lado sur de la ciudad, bajo el paseo del Rastro. Es una de las más atractivas desde nuestro punto de vista. Su construcción original data del siglo XIII, en estilo románico, con transiciones al gótico, aunque se la considera más gótico tardío ya que fue finalizada en el siglo XVI en la mayoría de los detalles.

El elemento más característico de esta iglesia de una única nave es un torre campanario, octogonal y con la base en piedra granítica, para luego usar la piedra arenística de la zona, para finalizar de nuevo en piedra granítica y una cubierta de terraza.


Iglesia de Santiago de Ávila

En su interior se encuentra un retablo que constituye un notable ejemplo de la presencia de los elementos típicamente jacobeos, presentes en los templos situados en el Camino de Santiago, y es que uno de los ramales de los caminos de Madrid, atraviesa la ciudad de Ávila.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad, junto con las otras iglesias de Ávila y es Bien de Interés Cultural con la categoría de monumento desde 1983.


Ermita de Santa María de la Cabeza

Situada en la parte oeste de Ávila, justo al lado de la Iglesia de San Martín. Tiene un origen románico del siglo XIII, aunque tiene grandes añadidos de influencia renacentista debido a remodelaciones en el siglo XVI. También conserva elementos mudéjares, sobretodo en sus naves interiores. Fue consagrada por el obispo de Ávila Don Pedro, para sustituir a la antigua iglesia de San Bartolomé, que funcionaba como capilla del primer cementerio medieval de Ávila.

Ermita de Santa María de la Cabeza – Imagen de Asturnatura

En su interior destaca su Altar Mayor, de origen puramente barroco, aunque actualmente no se puede visitar su interior.

Y sin duda, hay muchas más e interesantes iglesias románicas en Ávila, pero estas son las que están amparadas por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.


Narciso Casas - Profesor de Arte y Escritor.
Fuente: Mi libro titulado Patrimonio Mundial Cultural de la Humanidad en España.
ISBN: 978-84-686-7933-4
Fuente :Fotografias Revista digital Destino Castilla y León




La ciudad vieja de Ávila y sus murallas I PARTE

 LAS MURALLAS DE AVILA


Ávila, una ciudad llena de patrimonio, tanto cultural, arquitectónico, como gastronómico. Así lo descubrimos durante la TuitQuedadaCultural de Ávila. Pero es todo esto y mucho más. Vamos tratar de conocer algunos de sus interesantes puntos que no deberían faltar en una visita turística por la capital de provincia, Ávila y sus murallas, más alta de España, ejemplo de datos curiosos.

Ávila posee varios títulos y nombres. Entre ellos posee los títulos de Ávila del Rey otorgado por Alfonso VII, Ávila de los Leales otorgado por Alfonso VIII y Ávila de los Caballeros otorgado por Alfonso XI, todos ellos presentes en la bandera de la ciudad.

Ávila siempre un emplazamiento estratégico ideal, así fue ocupado desde la prehistoria por poblaciones humanas. Inicialmente fueron los pueblos vetones. Fruto de esta ocupación humana son los números restos megalíticos como altares rupestres y verracos. Algunos se encuentran en la ciudad. Pero esta zona fue conquistada por los cartagineses para reclutar a sus guerreros. Esto supuso que, tras la derrota de Cartago, pasara a ser una zona ocupada, y luego más tarde, integrada a Roma.

De su larga presencia romana, en Ávila se conservan bastantes restos, como el puente romano, bastantes mosaicos, la calzada romana y numerosas estelas funerarias. Fruto de este asentamiento se creen son los cimientos de las murallas medievales. Durante la época del reino visigodo, tendrá una ocupación media, pero sobre todo destacan los clérigos que de ella salen. Con la invasión musulmana, Ávila quedara poco poblada, al quedarse en el conocido “desierto del Duero”, una frontera estratégica despoblada.

Restos de cimientos romanos junto a la Puerta de San Vicente – Imagen de Wikipedia

Alfonso III de Asturias reconquista la ciudad para la cristiandad. Los castellanos del Conde Fernán Gonzalez tratarán de mantenerse firmes, pero el empuje de Abdelmelic Almudafar derribó sus murallas hasta los cimientos. Tuvo que ser necesaria la intervención de Alfonso VI y su yerno Raimundo de Borgoña para que la Ávila fuera repoblada y sus murallas reconstruidas.

En Ávila y al pie de sus murallas, el 5 de junio de 1465 tuvo lugar el suceso conocido como la Farsa de Ávila, en la cual Enrique IV fue depuesto como rey y coronado su medio hermano, el Príncipe Alfonso, hermano menor de la futura Isabel ‘La Católica’.

Farsa de Ávila - Imagen de ÁvilaEnRed

A principios del siglo XVI en el casco viejo de la ciudad, dentro de la muralla, aparecían dos zonas muy diferenciadas: la zona norte, entre la catedral se encontraban los palacios y las viviendas de los hidalgos y los clérigos, mientras que en la zona sur se localizaban las viviendas de los judíos y los musulmanes. Los moriscos estaban instalados al norte, fuera de la muralla, así como al sur, poblando los arrabales de Santiago y San Nicolás, el Mercado Chico, y la zona sur.

La ciudad ha sido considerada tradicionalmente como ciudad de cantos y de santos. La ciudad se llamó oficialmente Ávila de los Caballeros hasta el 1877, año en que perdió esta designación y pasó a denominarse simplemente Ávila.

Personajes ilustres asociados a Ávila

Dos de las figuras claves en la historia de Ávila son las de los místicos del siglo XVI Teresa de Cepeda y Ahumada, más conocida por el nombre de Santa Teresa de Jesús (1515-1582) y Juan de Yepes Álvarez conocido como San Juan de la Cruz, (1542-1591). Desde 1952 es el patrono de los poetas en lengua española, pasaron buena parte de su vida en la ciudad y en la que escribieron parte de su obra literaria.


Escultura de Santa Teresa de Jesús al pie de las murallas de Ávila - Destino Castilla y León

También destacamos a Tomás de Torquemada (1420-1498) fue un fraile dominico castellano, confesor de la reina Isabel la Católica y primer Inquisidor General de Castilla y Aragón en el siglo XV. En 1493 se retiró al convento de Santo Tomás de Ávila, donde en 1498 falleció.

En tiempos más modernos, encontramos al escritor estadounidense Ernest Hemingway, que en 1931 pasó unos meses en la localidad de Barco de Ávila donde se enamoró de la pesca de la trucha, de sus gentes amables y de sus asados, también conoció Ávila, atraído por sus escritores místicos.

Ernest Hemingway en Ávila - Imagen de PortalAvila

Ávila, Patrimonio Mundial de la Humanidad

Uno de los motivos de mayor orgullo de la ciudad, es haber sabido preservar la austeridad y pureza de líneas de su arquitectura medieval, de la que son muestras notales la catedral gótica y las murallas.

La ciudad de Ávila está inscrita en la lista de Patrimonio Mundial de la Humanidad por partida doble. En 1985, se inscribió la ciudad vieja y las murallas, y desde 2007, las iglesias románicas extramuros. Esto hace de esta noble villa una de las más especiales.

La monumentalidad e historia de la ciudad de Ávila, y concretamente de sus murallas, ha motivado que directores nacionales e internacionales hayan elegido la muralla abulense como plató y escenario cinematográfico, haciendo de la ciudad de Ávila un destino de película, y convirtiendo al cine en un canal más para mostrar al mundo su magnífico Patrimonio que ofrece la ciudad.


Puerta del Mercado Grande en la Muralla de Ávila – Destino Castilla y León



Ávila y sus murallas

Si hay algo que represente a Ávila, son sus murallas medievales, de estilo románico, completamente preservadas, una seña de identidad, por su calidad de conservación.

El perímetro de la muralla es de 2.516 metros, con 87 torreones y 9 puertas. Rematan su alzado la friolera de 2.500 merlones (las almenas son los espacios entre los merlones). Si de algo puede presumir nuestra muralla es de ser el recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo.

A lo largo de los recorridos por la muralla, se aprecian diversos tipos de piedra y diferentes formas de tallado de la misma. Eso debe a las sucesivas etapas de construcción, pero, también, a rehabilitaciones que ha ido sufriendo a lo largo de los siglos. Sus formas y sus disposiciones nada tienen que ver con los sillares y la mampostería que dominan en la defensa. Ello se debe a que son piezas reutilizadas, muchas de ellas provenientes de alguna edificación romana previa que habría sido desmantelada.


Historia de las murallas de Ávila

Sin perder de vista que es una construcción viva a lo largo de los siglos, hay que partir de la consideración de que hubo una primera muralla más antigua, con numerosas ampliaciones, reconstrucciones y reparaciones.
Según la tradición fueron dos maestres de geometría, uno romano y uno francés, los que dirigieron la construcción de la muralla medieval que duró nueve años.


Ávila y sus murallas

Murallas de Ávila, unas de las mejor conservadas del mundo – Destino Castilla y León
Se cuenta, que en una ocasión los árabes decidieron atacar la ciudad, aprovechando que la mayor parte de los hombres habían salido a hacer la guerra al sur del Sistema Central. Para esto, plantearon un ataque a la muralla. Y así fue como, la brava Jimena Blázquez, mujer del alcalde, reunió a todas las mujeres y éstas se vistieron con ropajes de guerreros, disponiéndose en las zonas más visibles de la muralla con teas encendidas, gritando y tocando las trompetas de guerra. Ante esta circunstancia, en la que Ávila aparentaba estar bien defendida, los árabes ni siquiera intentan el asedio; Jimena salvó la ciudad con ingenio. A partir de este momento, las mujeres abulenses tuvieron el privilegio de participar en las reuniones del Ayuntamiento.

En 1884 las murallas de Ávila fueron declaradas Monumento Nacional y en 1982 la ciudad fue declarada Conjunto Histórico-Artístico. Desde 1985 la ciudad antigua de Ávila, su muralla y las iglesias extramuros de San Vicente, San Pedro, San Andrés y San Segundo están consideradas como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En 2007 la Unesco amplió la declaración de Patrimonio de la Humanidad a las iglesias de San José, Santo Tomás, San Martín, Santa María de la Cabeza y San Nicolás.


Murallas de Ávila por la noche - Destino Castilla y León

Como puedes comprobar, Ávila es una ciudad que merece mucho la pena visitar,.. tan solo tienes que decir cuándo ir, porque las recompensas son muchas, y te están esperando.

Narciso Casas - Profesor de Arte y Escritor.
Fuente: Mi libro titulado Patrimonio Mundial Cultural de la Humanidad en España.
ISBN: 978-84-686-7933-4
Fuente :Fotografias Revista digital Destino Castilla y León


Otros yacimientos del complejo de Atapuerca - II PARTE



Tal y como ya os hemos contado en una entrada anterior, donde repasamos las principales zonas de estudio de la Cuenca arqueológica de Atapuerca, en la sierra de Burgos, este complejo arqueológico tiene en su entorno otras zonas donde se han encontrado restos. Estos otros yacimientos del complejo de Atapuerca complementan a las principales zonas de excavaciones.

Otros yacimientos del complejo de Atapuerca

Como os hemos indicado además de la trinchera del ferrocarril y la Cueva Mayor, existen otras cuevas y zonas de excavaciones. Así, por ejemplo, se encuentra la Cueva del Mirador, una cueva situada en el extremo sureste de la sierra y los otros más de 50 yacimientos localizados exteriores, como el Valle de las Orquídeas, Hotel California, Fuente Mudarra y Hundidero, este último, comenzado a excavar recientemente.

Cueva del Mirador

La cueva de El Mirador se localiza en la vertiente más meridional de la sierra de Atapuerca, dominando el valle medio del río Arlanzón y las primeras estribaciones de la sierra de la Demanda.


Entrada a la Cueva Mirador, otra zona del yacimento – Imagen de Atapuerca.Tv

Asentamientos al aire libre

En el año 2000, el Equipo de Investigación de Atapuerca (EIA) comenzó una prospección arqueológica para conocer los asentamientos prehistóricos que se conservaban alrededor de las cuevas. Gracias a este trabajo de campo se han documentado alrededor de 200 asentamientos al aire libre, de los cuales 30 pertenecen al periodo denominado Paleolítico medio, momento en el que Europa en general y Atapuerca en particular, estaba habitada por grupos neandertales.


Yacimiento al aire libre, un dolmen en Atapuerca – Imagen de Atapuerca.Tv

En la sierra de Atapuerca se han excavado ya varios asentamientos de neandertales con cronologías que van desde los 70.000 hasta los 40.000 años.

Hundidero

Esta zona de estudio fue de las primeras de los sitios que se excavó fuera de los yacimientos principales. Además, cuenta la particularidad de localizarse dentro de un terreno militar, en el término municipal de Orbaneja Ríopico.

Las ocupaciones que tuvieron se caracterizan por situarse en el borde de una laguna. Con una profundidad de 2 metros de sedimentos. En él, se encuentran hasta 4 niveles arqueológicos con diferentes antigüedades de ocupaciones. Las dataciones obtenidas van desde los 70.000 años de antigüedad en el nivel más profundo hasta los 56.000 años en los superiores.


Escavaciones en Hundidero - Imagen de Noticias de la Ciencia

En Hundidero, como en el resto de asentamientos al aire libre, no se ha recuperado fauna.

Hotel California

Este yacimiento también se localiza en el término municipal de Cardeñuela Ríopico. Esta área también se encuentra cortada por la Trinchera del Ferrocarril. Se trata de una pequeña elevación de unos 12 metros por encima del río Pico.

Se excavó desde 2006 hasta 2010 y se han diferenciado 6 niveles arqueológicos, en los que se han recuperado 1.800 herramientas de piedra.

Fuente Mudarra

Este asentamiento al aire libre está en plena fase de excavación en la actualidad. Se trata también de un lugar desde el que se controla el valle del río Pico. Como ocurre en el área de Hotel California. Se localiza junto a la Trinchera del Ferrocarril.

Yacimiento Fuente Mudarra – Imagen de Trotaburgos

Hay varios niveles con ocupaciones neandertales en las que se han podido identificar herramientas de piedra quemadas. Gracias a estos estudios, se cree que, entre los 70.000 y 40.000 años, la sierra estuvo habitada por grupos de neandertales que, dados los óptimos recursos que la sierra ofrece agua, materia prima, animales, recolección, etc., pudieron desarrollarse aquí durante siglos.

Valle de las Orquídeas

Se excavó durante los años 2000 y 2001. Se trata de un asentamiento situado en la cabecera de una vaguada. La cronología de este lugar ha sido estimada en torno a los 30.000 años de antigüedad.

Este sitio, situado en la parte alta de la sierra, se localiza sobre un afloramiento de sílex cretácico, material con el que está realizado más de 80% de las herramientas de piedra.


Yacimiento Valle de las Horquídeas - Imagen de la Fundación Atapuerca

El Valle de las Orquídeas cuenta con un nivel con un espesor de 30-40 centímetros, en el que se han recuperado 306 piezas, aunque como era de esperar, no se ha recuperado ningún resto de fauna.

Museo de la Evolución Humana de Burgos

Pero no nos podemos olvidar que una de las mejores formas de conocer y disfrutar de la historia, no es solo realizar una visita por el Yacimiento, si no vitando también el Museo de la Evolución Humana de Burgos, uno de los mejores y más completos del mundo.

Situación del Museo
Museo de la Evolución Humana de Burgos
Paseo Sierra de Atapuerca, s/n (ver en un mapa),
09002 – Burgos
Horario: 10:00–14:30, 16:30–20:00
Telf.: +34 902 02 42 46


Sala del Museo de la Evolución Humana de Burgos - Imagen de Vidres i Cristalls

Y como puedes ver, el Yacimiento del complejo de Atapuerca, es mucho más que lo más espectacular y conocido en la Gran Dolina, o la sima de los huesos. Es el todo, lo que ha hecho de este complejo ganarse por mérito propio ser reconocido como Sitio Patrimonio de la Humanidad. Además, puedes ampliar información a través de la Fundación Atapuerca.

Narciso Casas - Profesor de Arte y Escritor.
Fuente: Mi libro titulado Patrimonio Mundial Cultural de la Humanidad en España.
ISBN: 978-84-686-7933-4
Fuente :Fotografias Revista digital Destino Castilla y León


Principales yacimientos de la Cuenca arqueológica de Atapuerca - I PARTE



Una vez más, nos sumergimos en la historia, en esta ocasión realizamos un viaje en el tiempo a nuestros más antiguos antepasados, los conoceremos mejor, desde la cuenca arqueológica de Atapuerca.

El Yacimiento de Arqueológico de Atapuerca está inscrita en la Lista del Patrimonio Mundial de la Humanidad desde el año 2000. Este gran yacimiento constituye un testimonio prácticamente único de la historia y de la evolución humana, ya que ha permitido estudiar restos de los más remotos pobladores de Europa. La importancia de este yacimiento hizo merecedor al equipo de investigadores también del reconocimiento con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica en 1997.


Posición de la Cuenca Arqueológica de Atapuerca

La Sierra de Atapuerca se localiza en un pequeño conjunto montañoso, a 1085 metros sobre el nivel del mar, al norte de Ibeas de Juarros, en burgos.


Nos acercamos a la Sierra de Atapuerca 

Esta cuenca está muy delimitada en el espacio geográfico de esta zona burgalesa. Está separada del borde meridional de la Cordillera Cantábrica por un paso entre el valle del Ebro y la cuenca del Duero. Al sur está limitada por el río Arlanzón, mientras que el río Vena y la sierra de la Demanda lo delimitan al norte. Las estribaciones del sistema Ibérico, al este.

La evolución del paisaje en esta región está dominada por el desarrollo de superficies de erosión relacionadas con ciclos de erosión-sedimentación.

Origen del yacimiento

El descubrimiento del yacimiento se remonta al siglo XIX, durante el trazado de una línea férrea para la explotación de la cuenca minera de la zona. Durante la construcción se localizaron algunos hallazgos que ya indicaban la riqueza arqueológica de la zona.



Antigua del yacimiento de Atapuerca

Pero no sería hasta el último cuarto del siglo XX cuando se empiezan a realizar unos estudios profundos y sistemáticos de la cuenca arqueológica de Atapuerca, que determinaron que este conjunto de yacimientos prehistóricos era uno de los más importantes de Europa y de los más relevantes del mundo.

Así se han encontrado restos datables que va desde el Pleistoceno Inferior (con una antigüedad superior al millón de años) hasta el Holoceno (época actual), con datos sobre la fauna, flora y clima.

Principales restos encontrados en este Yacimiento de Atapuerca

En Atapuerca, se han encontrado los restos del antepasado más antiguo de Europa; Pero igualmente entre otros restos identificados, destacan los restos de los siguientes pertenecientes a las especies:

Homo antecessor

Una especie extinta perteneciente al género Homo, considerada la especie homínida más antigua de Europa. Vivió hace unos 900.000 años. Eran individuos altos, fuertes, con rostro de rasgos arcaicos y cerebro más pequeño que el del hombre actual.

Homo heidelbergensis

Es una especie extinta del género Homo, surgida hace más de 600.000 años y que perduró al menos hasta hace 200.000 años. Eran individuos altos que tenían 1,80 metro de estatura y muy fuertes. De unos 105 kilos peso y con grandes cráneos muy aplanados con relación a los del hombre actual. Tenían mandíbulas salientes y una gran abertura nasal.

Se trata de la primera especie humana en la que es posible detectar indicios de una mentalidad simbólica. Su anatomía ha sido descrita por los restos encontrados en el yacimiento de la Sima de los Huesos en Atapuerca.

Homo sapiens

Es una especie de primate de la familia de los homínidos (entre las cuales se halla el ser humano y sus parientes cercanos, orangutanes, gorilas, chimpancés) y que representa al humano actual.


Tipos de humanos encontrados en Atapuerca



Principales yacimientos dentro la Cuenca Arqueológica de Atapuerca

la Cuenca Arqueológica de Atapuerca en si se compone de varias partes, descubiertas a lo largo de las investigaciones que se llevan realizando a lo largo de los años. Así la más popular es la conocida como Yacimientos de trinchera del ferrocarril, que a su vez tiene otras tres zonas, pero en el entorno, se descubrieron otros 50 yacimientos menores.



Esquema de los yacimientos dentro del Complejo de Atapuerta 


Yacimientos de trinchera del ferrocarril

Sima del Elefante

También se la conoce por Trinchera Elefante, se localiza en la Trinchera del Ferrocarril, siendo el primer yacimiento que nos encontramos al ir caminando desde la entrada sur de la trinchera.


Yacimiento de la Sima del Elefante 

Las excavaciones sistemáticas en la Sima del Elefante se iniciaron en el año 1996, y se han ido sucediendo hasta la actualidad. El yacimiento presenta en los niveles inferiores del yacimiento muestran la presencia humana más antigua de la sierra de Atapuerca y de Europa Occidental.

Su nombre se debe a la aparición en 2001 de unos fósiles que fueron inicialmente atribuidos a elefantes, aunque investigaciones posteriores demostraron que pertenecían a rinocerontes.
En marzo de 2008, se han dado a conocer nuevos restos de Homo hallados en este yacimiento, se trata de parte de una mandíbula de un individuo de unos 20 años y 32 herramientas de sílex que han sido datados en 1,2 millones de años de antigüedad, mucho más antiguos que los restos originales de Gran Dolina, lo que hace retroceder considerablemente la presencia de homínidos en Europa.

La Galería

Se localiza en la Trinchera del Ferrocarril a escasos 50 metros del yacimiento de Gran Dolina. Es una cavidad compuesta por tres áreas: un tramo horizontal en la zona central relacionada hacia el norte con una sala conocida como Covacha de los Zarpazos y, hacia el sur, con un conducto vertical abierto al exterior llamado Trinchera Norte.


Yacimiento de Galería, en la trinchera 

Las intervenciones arqueológicas en se iniciaron en 1976, aunque las excavaciones sistemáticas se desarrollaron desde 1982 hasta 1995. Nuevamente hubo campañas de excavación del 2002 al 2010, donde se decide centrarse en hacia el interior de la cavidad.

Es en esta parte del yacimiento donde se ha encontrado un fragmento de cráneo perteneciente a Homo heidelbergensis. Los depósitos de Galería abarcan una cronología de entre 200.000 y 400.000 años.
Los fósiles de Galería pertenecen en su gran mayoría a herbívoros, como los cérvidos, équidos y, en menor número, bóvidos y rinocerontes. Aunque hay restos de carnívoros, son escasos. Hay restos de lobos, osos, y leones entre otros.
También se hallaron herramientas líticas, elaboradas sobre todo en sílex y en cuarcita.


Algunas de las herramientas halladas en Atapuerca en 2013 - Imagen de EFE

El hundimiento del techo de la galería fue lo que formó la chimenea convirtiéndose en una trampa natural donde caían o eran empujados por los cazadores numerosos animales, estos eran luego aprovechados por los humanos probablemente los cazadores y otros carnívoros.

Gran Dolina

En los niveles inferiores se han encontrado restos de animales carnívoros, como el tigre de dientes de sable y la hiena manchada ambos en sus registros más antiguos de Europa, así como una nueva especie de oso, antecesor del oso de las cavernas, que ha sido bautizado como Ursus dolinensis.


Yacimiento de Gran Dolina, en la trinchera - Imagen de Atapuerca.Tv

Sus restos fueron encontrados en el yacimiento de Gran Dolina, en niveles que abracan de los 900.000 a los 780.000 años de antigüedad durante el último tramo del Pleistoceno Inferior.

Se encontraron en 1994 los restos de lo que se describiría después como una nueva especie humana, el Homo Antecessor, uno de los pobladores más antiguos de Europa y proveniente de África. El estudio de los huesos de este hallazgo reveló huellas de cortes hechos por una herramienta humana, es decir, se determinó que estos antiguos habitantes de la Gran Dolina practicaban el canibalismo.
En su excavación, se ha permitido ayudar y documentar las mayores concentraciones de restos arqueológicos descubiertas hasta la actualidad en los yacimientos pleistocenos de la sierra de Atapuerca con más de 118.000 restos faunísticos y de 35.000 artefactos líticos coordenados.

Estos restos se acumularon en la entrada de la cueva de Gran Dolina a lo largo de los períodos en que ésta fue usada por grupos de homínidos. Se trata de los restos de fauna y herramientas de piedra desechados por estos grupos tras procesar las carcasas de los animales obtenidos principalmente mediante la caza.

Restos encontrados en la Gran Dolina - Imagen de Burgospedia

En cuanto a los elementos de fauna, se han encontrado restos de ciervo, gamo, caballo, bóvido, rinoceronte e incluso león. Los huesos se encuentran muy fracturados, ya que los homínidos los rompían para acceder y consumir la médula de su interior.

Cueva Mayor

Esta otra parte del Yacimiento de Atapuerca igualmente tiene otras sub zonas, conocidas como:

El Portalón
Sima de los Huesos
Galería de las estatuas
Galería de Sílex
Conozcamos mejor estas partes:
Portalón

Esta zona del yacimiento contiene un área de estudio que se centra en la prehistoria reciente, de los últimos 10.000 años. Reúne en su interior una amplia secuencia estratigráfica muy bien conservada de más de 9 metros y está permitiendo documentar una gran variedad de actividades humanas durante este período.

Las últimas excavaciones han detectado ocupaciones humanas desde tiempos bastante recientes, como el mundo medieval y romano hasta las diferentes fases de la Edad del Bronce, el Cobre y el Neolítico. Presenta una importante ocupación pero fue utilizado como un auténtico santuario o lugar de enterramiento en tiempos anteriores.


Portalón de Cueva Mayor – Imagen de Dicyt

En los niveles de la Edad del Bronce II milenio a. C.

Se han encontrado miles de fragmentos de piezas cerámicas utilizadas como platos, cuencos, ollas, grandes vasijas, y jarras. Algunas piezas fueron grabadas y decoradas. También hay decenas de piezas fabricadas en hueso, asta o marfil utilizadas tanto en actividades como espátulas, cucharas, agujas, punzones como en el adorno personal o los rituales, botones, cuentas de collar de varios tipos.
Durante el Calcolítico III milenio a. C.

Todas las investigaciones apuntan que el Portalón fue utilizado también como lugar de enterramiento en el que los humanos, aprovechando la abundancia de grandes piedras dentro de la cueva, depositaban los cadáveres de sus muertos junto a objetos rituales.

Sima de los Huesos

Esta parte del yacimiento es tan solo una pequeña cámara situada en la base de un pozo de 13 metros de profundidad que se halla en la parte más profunda de la Cueva Mayor. Cuando, en 1976, se hallaron en la Sima de los Huesos los primeros fósiles humanos de la sierra de Atapuerca, nadie podía imaginar el inmenso tesoro científico que yacía enterrado entre sus sedimentos.


Restos humanos hallados en la Sima de los huesos – Imagen de El Periódico

Está enclavado en sitio áspero, alto y quebrado dentro de la galería del sistema Cueva Mayor-Cueva del Silo, esta parte del yacimiento se comenzó a excavar sistemáticamente en el año 1984, aunque en 1983 se había realizado ya un breve muestreo que proporcionó tres nuevos dientes humanos. Desde 1984 hasta 1991 el trabajo del equipo de investigación consistió en la evacuación de más de 12 toneladas de rocas y sedimentos removidos.
A partir de 1991 se halló la mayor acumulación de fósiles humanos de la historia. Tienen algo más de 400.000 años de antigüedad. La Sima de los Huesos es el yacimiento de fósiles humanos más rico del planeta y el único en el que está representada una amplia población humana.
Lo que hace realmente importante a este yacimiento es la gran cantidad de restos humanos encontrados, más de 5000 fósiles, que pertenecen a un grupo de unos 30 individuos de la especie Homo heidelbergensis.

De los restos humanos recuperados destacan diecisiete cráneos, entre los que se encuentra el cráneo número 5 que es el cráneo de Homo heidelbergensis mejor conservado del mundo y recibe, popularmente, el nombre de Miguelón en honor a Miguel Indurain. El Homo heildebergensis era tan alto como nosotros, pero más robusto. Hay gran cantidad de huesos de todo tipo, desde pelvis hasta los huesos del oído.
Galería de las Estatuas

Esta zona del yacimiento registra estratos de hace unos 200.000 años, a unos 30.000 años, con restos de neandertales, humanos que poblaron Europa, Oriente Próximo y la parte occidental de Asia. Estos humanos dominaban el fuego, enterraban a sus muertos, adornaban sus cuerpos y es muy posible que hablaran. En la actualidad, los restos que delatan su presencia en la sierra de Atapuerca se restringen a herramientas líticas atribuidas a la cultura Paleolítico medio.


Galería de las Estatuas – Imagen de Atapuerca.Tv


Galería de Sílex

Descubierta en 1972 por el Grupo Espeleológico Edelweiss. Un grupo de espeleología con sede en Burgos fundado en 1951, es uno de los grupos espeleológicos más antiguos de España, y dependiente desde 1954 de la Diputación Provincial de Burgos. Actualmente trabajan principalmente en los complejos de la Sierra de Atapuerca, Ojo Guareña, Montes del Somo y Sierra Salvada.

Los restos encontrados en esta galería representan restos de las primeras ocupaciones, que se remontan a unos 13.500 años de antigüedad cuando grupos de cazadores-recolectores magdalenienses utilizaron la cavidad para establecer sus campamentos. Tras el paso de estos grupos, la cueva fue abandonada durante más de 5.000 años, convirtiéndose en guarida de lobos, los cuales aprovecharon las fisuras existentes entre los grandes bloques de caída de techo para establecer sus cubiles.


Cueva de Silex – Imagen de la JCyL

Hace unos 7.200 años, grupos de pastores y agricultores neolíticos irrumpieron en la submeseta Norte en busca de pastos y tierras de cultivo, colonizando rápidamente las fértiles tierras del valle del Arlanzón. Desde un primer momento la cueva de El Mirador fue escogida por estas comunidades para establecerse y guardar sus rebaños, ocupándose de forma reiterada a lo largo de todo el periodo neolítico.

Es posible que la cueva de El Mirador registrara ocupaciones durante el Bronce final y la Edad del Hierro, tal y como apunta el hallazgo de algunos elementos de estas épocas. Esta zona es de singular importancia por su carácter sepulcral y funerario, representados en la cantidad de restos humanos.


Entrada a la Cueva Mirador, otra zona del yacimiento – Imagen de Atapuerca.Tv

Pero aunque el Yacimiento de Atapuerca tiene estas zonas importantes de excavaciones, existen en su entorno otros yacimientos que completa la cuenca arqueológica de Atapuerca, que aunque no son tan espectaculares, representan un también un complemento importante para los investigadores de la historia.
Nota: Imagen de la portada cortesía de Obstinados navegantes en océanos de incertidumbre.

Narciso Casas - Profesor de Arte y Escritor.
Fuente: Mi libro titulado Patrimonio Mundial Cultural de la Humanidad en España.
ISBN: 978-84-686-7933-4
Fuente :Fotografias Revista digital Destino Castilla y León